Montar sistema de aerotermia para el hogar con radiadores 

Los radiadores son uno de los sistemas de calefacción principales de una vivienda. No obstante, los sistemas de calefacción tradicionales de calderas de gas o gasóleo con radiadores han dado paso a sistemas limpios y eficientes como es la aerotermia con radiadores ya sean los tradicionales radiadores de aluminio o los radiadores de baja temperatura, este sistema climático no solo protege el ecosistema también puede ayudarnos a economizar.

¿En qué consiste un sistema de aerotermia?

La energía térmica del aire es una tecnología limpia que extrae cerca del 70% de la energía del aire, por lo que se considera un sistema altamente eficiente y con una formidable productividad. Las bombas de calor de aire nos proporcionan calor en verano y frío en invierno, si es necesario, agua caliente durante todo el año. Tienen la ventaja de ser fáciles de instalar, requieren poco mantenimiento y no generan residuos.

Por tanto, un sistema aerotérmico es la solución perfecta para implantar un sistema de energías renovables en nuestros hogares y aunque es bastante habitual su uso con suelo radiante, fancoils o radiadores de baja temperatura, mucha gente se pregunta si es posible utilizar sus radiadores de aluminio si elige una instalación de aerotermia.

Precio instalación aerotermia

Sistema de aerotermia con radiadores

Aunque a priori el transmisor más eficiente para los sistemas de calefacción por aire es el suelo radiante, muchos usuarios son reacios a realizar los trabajos necesarios para este tipo de instalaciones, por lo que deciden optar por sistemas de calefacción por aire con radiadores. Aquí es donde surge la pregunta: ¿Podemos usar disipadores de calor de aluminio tradicionales en unidades de sistemas aerotérmicos?

La aerotermia es un sistema que puede calentar el agua a 55ºC o 60ºC, mientras que los radiadores tradicionales requieren temperaturas de impulsión más altas. Comparado con los sistemas tradicionales de calefacción y producción de agua caliente sanitaria, un equipo térmico puede ahorrar mucha energía, pero hay que recordar que su rendimiento se reduce cuando se requiere una temperatura de impulsión superior o cuando la temperatura exterior es muy baja.

Con estos aspectos en mente, se debe saber que se puede usar un disipador de aluminio clásico con energía aerotérmica, pero se debe calcular bien la carga de calor ya que esto será un aspecto de rentabilidad y es probable que haya otras opciones disponibles a través de este sistema.

Rentabilidad de la aerotermia con radiadores 

  • Instalación simple, rápida y de bajo costo: se puede realizar en poco tiempo, no requiere mayor ingeniería y es más económica para el usuario.
  • Energía limpia: A diferencia de otros sistemas de calefacción, no requiere combustibles fósiles ni gas natural, sino que utiliza energía del aire, que es una fuente de energía totalmente renovable.
  • Más ahorro de costes de calefacción para los usuarios: la inversión inicial se recupera fácilmente.
  • Bajos costes de mantenimiento: Una vez instalado, apenas requiere mantenimiento.
  • Sistema Limpio: No produce emisiones de dióxido de carbono ni humos contaminantes.
  • Mayor rendimiento: Tiene mayor rendimiento que las tradicionales calderas de gas o gasóleo con radiadores. Gracias a su baja inercia controlada calienta la casa más rápido.
  • Estética: Hermoso diseño de radiadores de baja temperatura de última generación.
  • Silence system: nivel sonoro mínimo.
  • Formidable rendimiento y temperatura confortable gracias a la precisión de su regulación.
  • Opción de control remoto: a través de una simple conexión a Internet, es posible administrar completamente el dispositivo y detectar cualquier anomalía de puesta en marcha.
  • Posibilidad de ajuste según la presencia de personas: el radiador puede optar por dejar de funcionar si no hay nadie en la habitación para calentar.
  • Máximo confort en cualquier época del año gracias a un sistema de calefacción por aire con radiadores dinámicos que permite el funcionamiento reversible de calefacción o refrigeración.
  • No secan el aire.

Tenemos que tener claro que un sistema aerotérmico es una especialización que trabaja con agua a menor temperatura que los sistemas de calderas tradicionales por lo que conseguiremos un importante ahorro en el consumo de energía y hay que añadir que también requiere menos mantenimiento, por lo que este aspecto también tendrá un impacto positivo en el ahorro económico.

Aire Acondicionado Alicante